lunes, 9 de mayo de 2011

¿Será Apple la nueva Microsoft?

Acabo de ver la nueva campaña de Microsoft anunciando Windows (enlace de la web al clickar, no os lo perdáis, hay comparaciones absurdas de veras, probad con el iMac 27), y me ha recordado a Apple hace unos años. Metiéndose con la competencia para dar a entender que su producto es mejor. Con una diferencia. Que Apple lo hacía con algo de cordura. En la campaña publicitaria de Microsoft, comparan el MacBook Air con unos Netbooks con Windows y afirman que por del precio del MacBook Air te puedes comprar un PC con Windows y un viaje a Hawaii (algo necesario, tras dos meses usando Windows, unas vacaciones relajantes son lo único que te calmará. Es eso, o lanzar el ordenador por la ventana).

Voy a obviar que hayan calificado el MacBook Air como un Netbook (ordenador con características reducidas enfocado a la portabilidad y el bajo precio). Rebatimos los pobres argumentos de Microsoft tras el salto. No os lo perdáis



Nada más ver el precio, el MacBook Air ya destaca como algo caro. Y para un usuario inexperto y no entendido en tecnología, cualquiera de esos Netbooks es mejor que el MacBook Air. El tamaño de pantalla es igual que el resto, la capacidad muy inferior, RAM normalita y procesador bastante bueno en comparación al resto. Pero claro, un usuario inexperto, la clase de público que Apple quiere captar, no entiende de procesadores.

Pero si entiende de duración de la batería. Sí entiende de velocidad de encendido del ordenador. Sí entiende que un ordenador pese poco. Sí entiende que un ordenador sea mucho más rápido que el resto. ¿Por qué eso no aparece? ¿Por qué en todo aquello en lo que el MacBook Air es mejor Microsoft ha decidido no comunicarlo? Quizá sea que Mac ya está sobrepasando a los PC. Que Mac gana cuota de mercado a velocidades imposibles mientras que Windows no para de perderla.

En la campaña, Microsoft ha olvidado mencionar el SSD, la característica estrella del MacBook Air frente al resto de PC de la comparativa. Y eso es publicidad engañosa. Mientras tanto, Apple habla de las bondades de sus productos, sin mencionar a la compañía. Es la situación inversa que hace unos años. Ahora es Microsoft quien necesita meterse con la competencia y Apple quien puede mantenerse por encima de todo eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario